Entradas

Errores comunes en PPC que están matando tu ROI y conversiones

Muchas personas piensan que los anuncios de pago por clic (PPC) son la solución mágica para obtener visitantes en la web y realizar ventas. Ojalá fuera cierto. Haría nuestras vidas mucho más fáciles.

En el panorama actual, poner publicidad en un par de plataformas ya no puede garantizar el tráfico ni la conversión. Con un mayor número de plataformas publicitarias y tecnologías más sofisticadas vienen más dificultades.

Si no estás optimizando tus anuncios para plataformas de distribución específicas, no sacarás el máximo provecho de tu presupuesto publicitario. De hecho, la falta de estrategia y creatividad pueden ocasionar la pérdida de ingresos, desastres en las relaciones públicas o clientes que ignoran tu marca.

Por suerte, no todo es negativo. La publicidad en línea no es un «agujero negro de dinero», como algunas personas lo representan. Cuando se hace correctamente, puede ser muy efectiva, especialmente para llegar a clientes que buscan un producto específico o para sitios web nuevos.

Para optimizar tus anuncios, asegúrate de no cometer los errores comunes que han hecho descarrilar tantos esfuerzos en marketing en línea de las empresas.

Errores comunes de pago por clic (PPC) que cuestan ventas y conversiones

La publicidad PPC es una forma rápida de promocionar tu marca, producto o servicio, para una audiencia específica. La idea fundamental es bastante simple: identificar palabras o frases clave y vincularlas a una serie de anuncios.

La publicidad en motores de búsqueda es la forma más común de ejecutar campañas de este tipo. En ellas, los anuncios se muestran en las páginas de resultados de los buscadores.

Además, puedes colocar anuncios de PPC en blogs y otros sitios web, en forma de anuncios contextuales o en texto. Sin embargo, el uso de las numerosas plataformas de pago por clic y las distintas formas en que se configuran las campañas es bastante complejo.

Navegar por todas las opciones, características y funciones puede ser abrumador. Un clic incorrecto y podrías enviar tu campaña por el camino equivocado. Para sacar el máximo provecho a tus anuncios de PPC, aquí hay algunos detalles que debes evitar: 

No invertir en estrategias y planes

Si te sumerges de lleno en la compra de anuncios sin una estrategia sólida que se adapte a los objetivos de tu negocio, simplemente perderás dinero y tiempo. Tu estrategia debe informar sobre las diferencias de tus productos con los de la competencia, segmentar la audiencia, asignar un presupuesto, definir los indicadores de rendimiento clave (KPI) y diseñar tu propia combinación de tácticas de marketing.

No usar una página de destino

Si estás publicitando un producto u oferta específica para luego enviar a los visitantes a una página de inicio genérica, no estás aprovechando al máximo tu inversión publicitaria.

Es probable que tus visitantes no se tomen el tiempo de buscar en tu sitio web el producto que ofreces, y simplemente, se irán. Para aumentar tu tasa de conversión, debes asegurarte de que coincida la oferta con la página de destino, con el objetivo de obtener una conversión.

Para ello, debes proporcionar una experiencia de usuario coherente. En otras palabras, el contenido de la página de destino debe ser una continuación del mensaje de tu anuncio. Debe haber una llamada a la acción (CTA) clara en tu página de destino, diseñada para respaldar tu objetivo comercial.

¿Sin probar tu página de destino?

Si tu página de destino no está generando la conversión que deseas, no importa lo bien que apuntes a tu anuncio o lo bueno que sea el texto del mismo. La prueba dividida es la mejor manera de averiguar qué funciona y qué no en el mundo real. Si bien, hay muchos elementos que puedes probar en tus páginas de destino, asegúrate de probar solo una variable cada vez.

Además de invertir tiempo para recopilar un tamaño de muestra estadísticamente significativo, también debes ejecutar la prueba durante al menos una semana para capturar la fluctuación en el tráfico.

Poner todos los huevos en una cesta

Comienza con un par de estrategias sólidas, pero no te limites a las «habituales». Existen muchas plataformas de publicidad en línea, por lo tanto, divide las que sean más efectivas para tu modelo de negocio, tipo de productos y segmentos de audiencia.

Puedes aprender de tus métricas y probar opciones. Además, puedes explorar la compra de anuncios en boletines de noticias por correo electrónico si tienes un público bien definido y sabes exactamente a qué boletines se suscriben. Al igual que cualquier forma de publicidad, necesitas múltiples exposiciones para crear conciencia y familiaridad.

No comprar anuncios de editores

La mayoría de la gente solo piensa en comprar anuncios en las principales redes publicitarias, sin embargo, si tienes un público muy específico y sabes que frecuentan un sitio web en particular, lo mejor es que compres anuncios directamente del editor.

Es un proceso relativamente sencillo, hoy día son más los editores que utilizan sistemas de autoservicio. Además, puedes utilizar los mercados de anuncios en línea para simplificar aún más el proceso.

Desajuste de estrategia y presupuesto

Si cuentas con un presupuesto pequeño, debes concentrarte en una o dos plataformas para maximizar el impacto de tus anuncios.

Selecciona las palabras clave y la audiencia a la que quieres llegar. Por ejemplo, puedes intentar seleccionar público o palabras clave que sean únicas y menos competitivas.

Si tienes un presupuesto mayor, entonces tu estrategia podría ser completamente diferente. Puedes invertir más dinero en palabras clave o audiencias competitivas, mientras pruebas otras opciones. También puedes ampliar tus campañas o experimentar con otras plataformas.

No usar remarketing/retargeting

El remarketing es una excelente manera de evitar pagar tráfico de baja calidad al mostrar tus anuncios a las personas que ya han visitado tu sitio. El público cumplirá con ciertos criterios, como la página de producto visitada, el tiempo en el sitio, el número de páginas visitadas, la información demográfica o la ubicación geográfica.

Es probable que los visitantes que llegan a través de los anuncios de retargeting sean clientes potenciales «calientes», por lo que puedes ser más agresivo al promocionar tu producto o descuento específico.

No definir una fecha de finalización de campaña

La ejecución de una campaña a corto plazo con una fecha de finalización definida te permite responder a las métricas ajustando los mensajes y la segmentación. Si no estás prestando atención, tus competidores podrían fácilmente superar tu oferta, y así perderías el primer puesto. Además, los patrones de búsqueda pueden cambiar en un abrir y cerrar de ojos.

Dejar una palabra clave de bajo rendimiento en tu campaña consumirá tu presupuesto sin conducir el tipo correcto de tráfico.

No rastrear las métricas correctas o el ROI

Más clics no son necesariamente mejores. Debes analizar los clics con el seguimiento de conversiones para asegurarte de que estás maximizando el ROI en la inversión de tus anuncios. Configura el seguimiento de múltiples fuentes de conversión para asegurarte de que estás capturando todas las acciones.

También puedes realizar un análisis de múltiples acciones de conversión de cada origen, para obtener métricas más granulares. Hay algunos matices cuando se trata de rastrear el ROI. Primero, debes decidir qué significa “retorno” para cada campaña. Podrían ser ventas o conciencia de marca.

No optimizar tus anuncios 

El seguimiento de las métricas es importante, pero más aún es lo que haces con los resultados que obtienes. Si no los estás utilizando para optimizar tu segmentación, creatividad o precios, estás dejando dinero en la mesa.

Utiliza tu intuición para identificar a la audiencia más receptiva. Cambia el mensaje o la apariencia de tus anuncios para determinar la mejor creatividad para cada segmento. Experimenta con tu estrategia de ofertas para ver dónde se mostrará tu anuncio y cuánta exposición recibe.

Comienza con las plataformas de anuncios principales que te brindan un tamaño de muestra lo suficientemente grande como para que puedas probar y ajustar los anuncios para aumentar tu ROI.

No escalar tus campañas

Después de realizar un seguimiento y analizar las métricas, debes tener una muy buena idea de lo que funciona y lo que no. Ahora, dejarás de gastar tu presupuesto en anuncios que no funcionan y duplicarás aquellos que cumplan o superen tu ROI objetivo.

Aumenta gradualmente tu gasto en las campañas que están funcionando bien y vigila las métricas de rendimiento para asegurarte de que sigan generando el ROI al que apuntas.

No usar Google Shopping 

Los anuncios de Google Shopping son excelentes para las empresas de comercio electrónico. Presentan imágenes y se muestran en la parte superior de la página de resultados de búsqueda.

Para aprovechar al máximo tu lista de Google Shopping, carga imágenes de alta calidad y optimiza el flujo de datos de tu producto.

Usar demasiadas palabras clave en un grupo de anuncios

Demasiadas palabras clave pueden disminuir la relevancia de tu campaña e impactar negativamente en tu ROI. Comienza con 5 a 20 palabras clave por grupo de anuncios y asegúrate de que estén directamente relacionadas con el tema del grupo de anuncios.

Ten en cuenta que tus palabras clave coincidirán automáticamente con las variaciones, como la ortografía o las versiones en plural, para que no tengas que incluirlas en tu lista.

No “espiar” a tus competidores

¿Cuál es el rendimiento de tus anuncios en comparación con el de tus competidores? Si no sabes la respuesta, será difícil eliminar los errores y hacer que tus anuncios destaquen.

Obtén una mejor comprensión del panorama competitivo mediante el uso de herramientas que te permitan «espiar» a tus competidores a través de menciones de monitoreo, palabras clave y anuncios.

No pensar en “ganancia”

Esto puede sonar simple, pero a menudo nos olvidamos de hacer los cálculos cuando estamos sumidos en cifras y métricas. Debes saber la cantidad de ingresos que genera cada clic para determinar cuánto puedes ofertar en una palabra clave y generar ganancias.

Ser insensible a los acontecimientos actuales o la cultura

Una idea de campaña que es inofensiva un día, puede volverse ofensiva o inapropiada al siguiente, debido a los eventos de actualidad. O el uso de ciertas imágenes puede reflejar desconocimiento.

Presta atención a lo que sucede a tu alrededor para evitar los desastres causados ​​por el envío de mensajes inoportunos, insensibles o erróneos.

Creatividad de baja calidad

La «creatividad» de tu anuncio se refiere al texto y la imagen. No importa dónde coloques tus anuncios, deben verse limpios, claros y profesionales. Es mejor contratar a un diseñador profesional que se encargue de los detalles de forma y fondo.

Si usas fotos de archivo con personas, elige modelos con los que tu público pueda relacionarse. Todo esto debe reflejar tu identidad de marca.

Si estás anunciando un producto en particular, usa fotografías de alta calidad del artículo. Las fotos que muestran detalles y texturas son excelentes para enfatizar el producto. La imagen debe ayudar a que tu anuncio destaque, pero no debe desviar la atención del mensaje.

El copy es tan importante como la imagen de tu anuncio

Por lo general, la cantidad de palabras que puedes usar en un anuncio es bastante limitada. Eso no significa escatimar en esfuerzo al elaborar un mensaje poderoso.

En todo caso, debes asegurarte de que cada palabra contenga tu toque personal. Incluye palabras o frases clave, los beneficios de tus productos o servicios y una clara llamada a la acción. Por último, no te olvides de revisar el copy.

La ortografía y los errores gramaticales distraen. También disminuyen tu imagen profesional y tu credibilidad. Además, no se debe usar términos de jerga (por ejemplo, LOL, IMHO, YOLO). Y no hay que volverse locos con los signos de exclamación.

En conclusión, prueba diferentes fuentes de publicidad. Además de las habituales, experimenta con aquellas que puedan ser menos «convencionales» pero, que funcionan bien para tus necesidades. Siempre mantén un ojo en tus métricas y ROI. Y por supuesto, sé claro en tus objetivos para que sepas cuánto valor están creando tus anuncios para tu negocio.

¿Cómo convertir lectores de tu blog en leads? (Parte 1)

convertir lectores de tu blog en leads

Cada vez son más importantes los contenidos que transmitimos a través sobre todo de los blogs. No sólo por el tema SEO, si no porque es una buena forma para atraer tráfico a nuestra web y por tanto, convertir esos lectores en leads. Antes de empezar, os invitamos a que leáis nuestro otro artículo sobre cómo generar leads calificados. Sin embargo, hoy vamos a ver cómo convertir lectores en leads.

Escribes en tu blog, lo compartes en redes sociales y otros sites, clickan en tus enlaces y llegan a tu blog, esto significa que tu estrategia está dando sus frutos puesto que estás consiguiendo un flujo constante de tráfico. Pero, ¿ahora qué?

Sólo te vamos a dar un dato para que veas la importancia de este contenido: Aquellos que publican más de 16 publicaciones por mes generan casi 3.5 veces más tráfico y 4.5 veces más clientes potenciales que aquellos que solo publican entre 0 y 4.

Los blogs son una forma popular, efectiva y económica de acercar a los usuarios a tu dominio digital.

¿Las malas noticias? La generación de tráfico es solo la mitad de la batalla. Las páginas vistas, me gusta, tweets y comentarios son buenos, pero ninguno de ellos es el objetivo final. Necesitas convertir ese tráfico en clientes potenciales. Alrededor del 97-98% de tus visitantes se van sin llevar a cabo ninguna acción. A los lectores pueden gustarle tus publicaciones, pueden volver una y otra vez, pueden considerarte una autoridad y experto en tu industria, pero la gran mayoría aparece, lee y se va. Por ello, tienes que hacer algo para llevarlo al siguiente nivel. ¿Puedes permitirte dejar que el 98% de tus posibles clientes desaparezcan sin dejar rastro?

La generación de tráfico combinada con la generación de leads hacen que tu blog sea una inversión que valga la pena. Todo lo demás – Me gusta, retweets, comentarios – no son más que métricas. A la gente le gustan tus publicaciones y eso te da un buen impulso, pero eso y 3,50€ pueden darte un café en Starbucks.

Necesitas, por tanto, generar activamente tráfico y clientes potenciales. El tráfico sin clientes potenciales no tiene sentido. Los conductores sin tráfico eventualmente se secarán.

Pero tenemos una buena noticia: un blog que se actualiza con frecuencia con contenido valioso y de alta calidad es una máquina de generación de leads … cuando se realiza correctamente.

Recuerda:

Generación de tráfico + generación de leads = felicidad de marketing digital

Dicho esto, seguro que no quieres bombardear explícitamente a tus lectores con tácticas agresivas. A nadie le gusta un vendedor insistente.
Tampoco quieres ser tan sutil que nadie se dé cuenta de que estás intentando convertirlos de visitante en protagonista.
Encuentra el término medio con estas tácticas para impulsar tu tráfico hacia el territorio principal porque es allí donde quieren ir.
Si quieres que hagan algo, simplemente tienes que preguntar.

Llamada a la acción para convertir lectores

Tus publicaciones del blog necesitan una llamada a la acción o Call to Action. Si terminas tus publicaciones con nada más que una invitación para dejar un comentario, lo estás haciendo mal. Debes hacer que los visitantes hagan algo: regístrate, descárgate, haz clic, lee otra cosa, suscríbete, instala, contacta con nosotros, y así sucesivamente.

¿Estás preguntando? ¿Les estás dando esas oportunidades de conversión, o solo estás esperando que decidan hacerlo por sí mismos?

Una publicación de blog de alta calidad sin una CTA convincente se pierde. Ya están en tu site, ya están interesados ​​y comprometidos contigo y tu marca. Así que dales más.

Capturar leads

Un CTA fuerte está orientado a la acción, dirigido a los beneficios, visual, persuasivo e idealmente crea un sentido de urgencia.

Pero también debe ser fácil de encontrar. Hay varios lugares donde puede ubicar su CTA:

  1. En la parte superior de la página
  2. Al final de la publicación
  3. Dentro de la publicación misma
  4. En la barra lateral
  5. Como una ventana emergente flotante o desplazable
  6. Como una ventana emergente deslizante
  7. Como una superposición de pantalla completa

No intentes acoger todas la opciones y llenar tu sites de llamadas a la acción. Debes seleccionar uno o dos para maximizar la exposición en tu blog

¿Y cómo saber cuál elegir? Pues nada más y nada menos que probando, probando y probando. En eso consiste el marketing digital.

Elije algunos, configura una prueba A / B y analiza qué funciona mejor. Prueba diferentes ubicaciones, tipos, colores, diseños, copias, ofertas y más. Para ello, puedes utilizar VWO, Optimizely , AB Tasty o un servicio similar para que sea rápido y fácil.

Hello Bar

Hello Bar es una herramienta muy simple pero altamente efectiva que coloca la llamada a la acción en una banda delgada que llama la atención en la parte superior de su página. Reconocible instantáneamente, estático, y que permanece incluso si el lector se desplaza hacia abajo.

Si bien el Hello Bar es quizás el estándar de la industria, existen alternativas disponibles que hacen lo mismo:

  • SalesPanda
  • Sumo SmartBar
  • Barra de notificaciones de WP
  • Sleeknote
  • OptinMonster

Se puede utilizar una barra de saludo para alentar la participación social o las suscripciones por correo electrónico, promocionar nuevos productos o servicios, y más.

CTA en texto

Es evidente que la mayoría de los usuarios no va a leer toda tu publicación en el blog, de hecho, un 10% no hará ni scroll, mientras que la mayoría se detiene después de desplazarse a través de aproximadamente el 60% de la página.

Pero, todavía puedes obtener una llamada a la acción frente a estas personas con un CTA en texto.

Puedes pensar que el banner del que hablamos en el anterior punto es suficiente, está en la parte superior y es visto por todos. Eso es cierto en teoría. Pero debemos hablar también de lo que es la ceguera de banner.

Debido a que estamos tan acostumbrados a ellos e inundados en todas partes mientras estamos en línea, muchos de nosotros elegimos ignorar o inconscientemente bloquear  anuncios estáticos. Simplemente no los «vemos». Esta es la ceguera del banner y tu banner estático puede ser víctima de ella.

Pero una llamada a la acción en texto que sea una parte directa o indirecta de tu publicación de blog es diferente. Incluye 1-2 en el primer 60% de la misma, y ​​tendrás muchos ojos mientras la leen.

En una fuente más grande y un color diferente para destacar, pero siendo relevante para lo que están leyendo actualmente en la publicación del blog y que aporte un valor añadido. Es lo que podemos llamar CTA de texto de anclaje, lo que combinado con CTA de enlace interno representan un sorprendente 83-93% de tus clientes potenciales.

Como puedes ver, las llamadas a la acción del enlace interno son parte de la publicación del blog en sí. Haz clic en uno y te llevará a una página de destino para suscribirse o descargar algo relevante para el tema en cuestión.

Llamadas a la acción en diferentes ubicaciones

Además de la parte superior de la página y en la publicación en sí, puedes colocar una CTA virtual en cualquier lugar de tu página. Prueba cada uno para ver qué funciona mejor en tu caso.

Barra lateral

Un banner estático en la barra lateral se usa ampliamente en la blogósfera porque normalmente funciona bastante bien. Casi todos los blogsque visitas probablemente tengan al menos uno invitándote a suscribirte al boletín electrónico o contactar con el autor.

Es discreto, No es invasivo para tus lectores. Está ahí, haciendo su trabajo de forma silenciosa para ayudar a convertir el tráfico a clientes potenciales.

Dicho esto, no debería ser tu única táctica. La barra lateral CTA es fácil de ignorar, sujeta a la ceguera del banner, y se va tan pronto como se desplazan hacia abajo.

Capturar leads_banner lateral

Desplazamiento de la barra lateral

Un CTA desplazable es muy similar, pero sigue al lector por la publicación. Debido a esta movilidad, tiende a destacar un poco más y le da al lector más tiempo para decidir hacer clic.

Slide-in o Popup

Una ventana emergente deslizante o una superposición es el siguiente paso lógico en la evolución de la llamada a la acción. Se basa en un desencadenante, por ejemplo, X% de la página desplazada, o X número de segundos en la página, antes de que se deslice desde el lateral, superior o inferior.

Al hacerlo, solo se muestra a aquellos lectores que ya han demostrado un interés real en la publicación. Si se desplazaron un 75% hacia abajo (más allá del 60% donde la mayoría de los visitantes se detienen) o si pasaron al menos 90 segundos leyendo, entonces obtuvieron su atención.

Puedes personalizar y experimentar con todo, desde dónde, cuándo y por qué para encontrar la combinación perfecta.

Superposición de salida

Una superposición de salida funciona de la misma manera, pero solo se activa cuando alguien demuestra su intención de irse moviendo con el cursor hacia la pestaña, la barra de direcciones o el botón atrás en su navegador.

De esta forma, una ventana emergente de salida o una superposición puede hacer retroceder al menos algunas de esas derivaciones perdidas.

Una ventana emergente de salida puede ofrecer un descuento o cupón especial, recopilar comentarios, introducir un imán principal útil, sugerir otro producto o publicación de blog, recomendar su boletín de noticias o cualquier otra cosa que desee colgar frente a ellos para tentarlos a quedarse y convertir.

Puedes comprar un software de intención de salida, pero generalmente es bastante caro para la mayoría de las pequeñas empresas, por lo que la mejor opción es que te lo haga un desarrollador. Es una inversión, pero se puede convertir en un ROI positivo.

Alfombra de bienvenida

Cuando un visitante llega a tu web por primera vez, aprovecha la oportunidad de realizar conversiones inmediatamente con una alfombra de bienvenida. Esta superposición de página completa muestra una llamada a la acción convincente antes de revelar la publicación o la página en la que hicieron clic.

 

Existen muchas otras estrategias, pero para no extendernos tanto, la próxima semana publicaremos la segunda parte. ¡Muy atento!

 

¿Cómo medir el ROI de Facebook?-Te damos las claves

ROI en Facebook

Para validar que se está realizando un buen trabajo de marketing en una página de Facebook, se deben tener en cuenta varios aspectos y sobre todo verificar varias métricas que nos indicaran que impacto está teniendo nuestro proceso de marketing. Dentro de estas herramientas existe una en especial que es difícil de medir, hablamos de la métrica de retorno inversión, más conocida como ROI, muchas veces en esta métrica pueden convertirse en un gran dolor de cabeza.

Aunque nos parezca un poco difícil tratar con ella, la verdad es que nos permite conocer la rentabilidad real de cualquier tipo de inversión y por supuesto en el caso tener una tienda digital, está métrica será un indicador relevante para medir el éxito de cualquier campaña de marketing.

Debemos tener presente que Facebook es una pieza integral dentro del proceso de marketing. Esta plataforma recibe más de 1.7 millones de visitas al mes, ocupando uno de los primeros puestos mundiales de sitios más visitados, por lo tanto para muchas empresas y negocios personales es un requisito indispensable tener una presencia en la red social.

Como nos ayuda el ROI de Facebook

La sola presencia en redes sociales no es suficiente y es allí donde el ROI se vuelve importante, nos ayudará a tomar decisiones trascendentales no solo para incorporar a la estrategia de marketing en Facebook sino para mantenerla. Estas métricas se comportan diferente en Facebook y no se miden de manera tradicional.

Cuando se realiza una publicación pagada y se comparte, puede que la cantidad de clics que recibe el anuncio no sea la misma que la cantidad de ventas resultantes y en estos casos la métrica se vuelva confusa, esto no quiere decir que no valga la pena.

Como en toda campaña de marketing, antes de realizar cualquier medición se debe establecer objetivos de marketing que sean cuantificables para que sea sencillo medirlos y de esta manera tener una información confiable sobre el ROI y el cumplimiento de metas.

Esta métrica no sólo se limita al alcance e impresiones que han generado nuestros avisos, puede medir de diferentes maneras sin importar si se estás usando Facebook  Ads o buscas validar la información por medio del retorno reflejado en clientes potenciales. Para aterrizar un poco más la idea nombraremos en algunas de las herramientas utilizadas donde puede medirse.

Directamente con apoyo de Facebook Ads

Es la herramienta más utilizada por los profesionales de marketing, más de tres millones de empresas se anuncian por medio esta herramienta. De cómo se maneje la campaña de marketing depende el éxito de la misma y también depende del tipo de producto que se esté promocionando, la audiencia a la que te dirijas y la calidad del anuncio.

Esta herramienta bien utilizada puede crear una campaña que sea relevante y vinculada además de ayudarte a encontrar el equilibrio a la hora de dirigirse a los fans y a personas que visitan tu página.

Hablando del contenido compartido, muchos piensan que los “me gusta” tienen mayor relevancia que el contenido compartido, cuando en realidad es al contrario, ya que para el ROI tiene más valor el contenido compartido que los me gusta que puede generar, ya que un me gusta solo indica apoyo mientras que el contenido compartido genera alcance a muchas más personas.

Seguimiento del ROI en Facebook, cómo realizarlo

A la hora de realizar un seguimiento de los me gusta y el contenido compartido, se puede realizar de forma fácil a través de los indicadores de las estadísticas de la página como tal, ya que allí se puede medir el alcance, la interacción, los clics en la publicación, los me gusta, comentarios, contenido compartido, la inversión en anuncios a cada publicación que se haya realizado.

Finalmente lo más importante es saber cómo medir tu ROI, la fórmula más simple puede hacerse con dos elementos, la inversión realizada y las ganancias obtenidas en el mismo tiempo: [(ingresos – inversión) / inversión] * 100 = retorno de inversión

Ejemplo: Si has invertido en Facebook 1.000€ y has recibido compras por 3.500€ la cuenta resultante será: [(3.500 – 1.000) / 1.000] * 100 = 250%, dándote un retorno de tu inversión mucho más alto a los costes. Tomándolo claro, desde la perspectiva más básica de medición, siempre debes tener tus objetivos de campaña iniciales en consideración.

 

Si quieres saber cómo crear una campaña inmejorable en facebook, te invitamos a que le eches un vistazo a este post

¿Cómo evaluar el ROI del contenido de tu marca?

 ¿CÓMO EVALUAR EL ROI DEL CONTENIDO DE TU MARCA?O DE TU MARCA?

Debido al gran crecimiento del marketing digital más y más empresas buscan servicios para transmitir sus mensajes y llegar a otros  a través de contenidos en blogs, en redes sociales, búsqueda de ‘influencers’… pero muchos se preguntan ¿realmente vale la pena? ¿cómo medir que lo que invierto no se convertirá en una pérdida?

Cuando se aplica Inbound Marketing nos promocionamos de forma que los usuarios no perciban que lo único que queremos es vender, ya que le damos un contenido de valor, creando así una empatía y fidelidad con potenciales clientes. Para saber si nuestras estrategias funcionan debemos medir el ROI (retorno de inversión) utilizando los KPI (Indicador clave de rendimiento).

La fórmula: Para calcular el ROI de contenido del modo más directo primero debemos calcular los resultados del marketing de contenidos, y los costos de ese marketing.

El soporte de Google lo resume en:

(Ingresos totales  – Costo de los bienes vendidos) / Costo de los bienes vendidos = ‘X’’ %

Pero vamos a la práctica:

Si un producto nos cuesta 100€ y se vende por 200€  e invertimos en Google AdWords 200€ y vendemos 6 unidades (costo de 600€ y 1200€ en ventas totales).

Ingresos totales = Producto (vendido a 200€) x Ventas a través de Google Adwords (6)

Costo de los bienes vendidos= Producto (100€) x Ventas (6) + Google Adwords (200€)

(1200€ – 800€) / 800€
= 400€/ 800€
= 50%

¿Cómo calcular el ROI en las Redes Sociales?

Hasta aquí todo está claro, cuando se trata de dinero, se trata de un resultado objetivo. El problema viene cuando debemos medir otro tipo de ROI en cuanto al alcance de aquellos usuarios que puedan conocer la marca y por tanto, convertirse en futuros clientes también lo son.

Para medirlo de acuerdo a los KPI debemos entender que el resultados a esperar de estas campañas puede ser desde suscriptores, llamadas, ventas y otras interacciones de los usuarios. Por lo cual, debemos fijar metas ¿qué se busca con la campaña de marketing?

En el momento de hacer cálculos debemos medir que el contenido esté aumentando su audiencia e influencia: visitas, compartidos, ‘me gusta’ y todo tipo de interacción dentro de las metas fijadas.

Así como se debe tomar en cuenta que cada red social no tiene el mismo nivel de ROI, según SocialFresh, para el 2016 el porcentaje de ROI de cada red social era:

descarga

Por tanto, si medimos el ROI de nuestras redes debemos calcular según la red social

Facebook

  • Comunidad: ‘Me gusta’ a la página y publicaciones.
  • Alcance: Alcance de las publicaciones e  interacciones con dichos contenidos.
  • Engagement: ‘Me gusta’ a publicaciones, reacciones, comentarios, compartidos, mensajes en muro y mensajes privados.
  • Visitas a la página: Visitas totales, número de personas que han visitado y horas de mayor números de visitas.

Instagram

  • Comunidad: Seguidores, quienes dejan de seguir, usuarios más activos y número de fotos y vídeos publicados.
  • Engagement: ‘Me gusta’ totales, por publicación, comentarios totales, por publicación, hashtags más utilizados y reproducciones de vídeo.

Twitter

  • Comunidad: Seguidores, seguidos y tuits publicados.
  • Alcance: Impresiones.
  • Engagement: Número de veces que los usuarios han interactuado con el tweet, menciones, retuits y mensajes privados.
  • Influencia: Reputación online (se puede medir con Klout), comentarios positivos, comentarios negativo y  marcados como favoritos.

Pinterest

  • Comunidad: Seguidores y pines publicados.
  • Alcance: Impresiones, ‘me gusta’ por pin, repin por pin, comentarios por pin.

Google plus (Google+)

  • Comunidad: Publicaciones vistas, comentarios en publicaciones y publicaciones compartidas.

Linkedin

  • Comunidad: Publicaciones vistas, comentarios en publicaciones y publicaciones compartidas.

¿Y qué son los KPIs?

Para medir tus campañas de Marketing Digital necesitas definir los KPIS (según tus objetivos) y tus métricas. Muchos profesionales confunden un KPI con una métrica.

  • KPI: Analiza lo cerca o lejos que  estás de cumplir tus objetivos. Un buen KPI te ayudará a tomar decisiones y a diseñar nuevas y mejores estrategias. Para que entiendas mejor la diferencia entre KPI y métricas te comparto un caso rápido.
  • Métricas: Datos que analizarás para analizar tus KPIs

Un ejemplo Práctico:

Objetivo: Facturar 3.000€ en nuestra tienda online en 3 meses

Metas:

  • Facturar 500€ el primer mes
  • Pagar sólo 5€ por cada nueva compra a través de Facebook Ads

Tus KPIs

  • Tráfico en página de venta
  • El total de visitas recibidas cada día en la landing page.
  • Tasa de conversión
  • El % de usuarios que realizaron una compra después de visitar la página.
  • Volumen de ventas diarias
  • El total de productos vendidos y los ingresos que se han generado cada día.

Métricas que puedes utilizar

  • Número de ventas conseguidas
  • Total de visitas en página de pago
  • Tiempo duración en página de venta
  • Clics en botón de compra
  • Coste por cada venta

Ahora te comparto algunos ejemplos de KPIs para ayudarte al momento de definirlos.

 

Análisis KPIs

Y también analizamos lo que podrías medir según los objetivos que defines de una marca.

Diferentes KPIS

 

Ahora es momento de que te sientes y analices paso a paso cuál es el ROI de tus campañas de marketing online. No te vuelvas loco con los datos. Paso a paso