Guía para clasificar las palabras clave

La investigación de palabras clave es el «mercado» (lo que los usuarios realmente buscan) y el contenido es el «producto» (lo que los usuarios consumen). El «ajuste» es la optimización.

Para aumentar el tráfico orgánico, se necesita un contenido que refleje la realidad de lo que los usuarios buscan. La planificación y creación del contenido, la asignación de palabras clave y la optimización deben estar alineadas con el mercado. Esta es una de las mejores maneras de hacer crecer las visitas orgánicas.

Ya hemos hablado con anterioridad sobre cómo seleccionar las palabras claves para SEO, pero hoy vamos un paso más allá, con una guía completa para saber cómo clasificar las palabras clave.

¿Por qué molestarse con la agrupación de palabras clave?

Una página web puede clasificar palabras clave. Entonces, ¿por qué no estamos concentrados en la planificación y optimización de contenido que se dirige a docenas de palabras clave similares y relacionadas? ¿Por qué segmentar solo una palabra clave con un contenido cuando puedes apuntar a 20?

El impacto de la agrupación de palabras clave para adquirir más tráfico orgánico no solo se subestima, sino que se ignora en gran medida. En esta guía, se comparte la agrupación de palabras clave para que puedas hacerlo por ti mismo, maximizando la cantidad de palabras clave y haciendo que el contenido sea sorprendente.

¿Por qué debería importarte?

No sería muy inteligente concentrarse en una sola palabra clave, ya que se perderías más del 90% de la oportunidad.

Parte 1: Colección de palabras clave

Antes de comenzar a agrupar las palabras clave en grupos, necesitamos nuestro conjunto de datos de palabras clave a partir de los que agrupar.

En esencia, nuestro trabajo en esta fase inicial es encontrar todas las palabras clave posibles. En el proceso, también obtendremos muchas palabras clave irrelevantes. Sin embargo, es mejor tener muchas palabras clave relevantes y de long tail, que tener solo un grupo limitado de palabras clave para segmentar.

Para cualquier proyecto, se suelen recopilar entre 1.000 y 6.000 palabras clave. Pero, a decir verdad, a veces se encuentran más de 10.000; y, por el contrario, en clientes locales puede que no se alcancen las 1.000.

Recomendamos recopilar palabras clave de aproximadamente 8–12 fuentes diferentes. En la web abundan las páginas y sitios que se pueden utilizar para iniciar la recopilación, y, ahora más que nunca, existen numerosas herramientas de investigación de palabras clave.

Nuestro objetivo aquí es ser tan extenso, que nunca tengamos que volver atrás y buscar más palabras clave en el futuro. A menos que, haya un nuevo tema al que nos dirigimos.

Tras eliminar los duplicados y obtener datos de volúmenes de búsqueda semi-confiables, seguimos con la segunda parte.

Parte 2: Análisis de términos

Con la inmanejable lista de más de 1.000 palabras clave, convirtámoslo en algo útil. Comenzamos con el análisis de términos. ¿Qué significa eso?

Dividimos cada palabra clave en términos, de los que componen cada palabra clave, para ver qué términos aparecen con mayor frecuencia.

Por ejemplo, la palabra clave «mejor proteína natural en polvo» se compone de 4 términos: «mejor», «natural», «proteína» y «polvo». Una vez separadas, podemos analizar y entender más fácilmente qué términos son los más recurrentes en nuestro conjunto de datos de palabras clave.

Aquí hay una muestra de 3 palabras clave:

  • Mejor proteína en polvo natural
  • El antiinflamatorio natural más potente.
  • Como hacer desodorante natural

El término «natural» aparece en las tres. Si este término aparece con mucha frecuencia en nuestra larga lista de palabras clave, será muy importante cuando empecemos a agrupar nuestras palabras clave.

Necesitarás un contador de frecuencia de palabras para darle forma a esta idea. En Internet, existen diversas páginas que ofrecen alternativas eficientes para contar la frecuencia de las palabras y que son de mucha utilidad.

Se recomienda colocar la información que se obtiene en una hoja de cálculo, para observar los resultados con mayor facilidad. No siempre se obtiene el mejor valor con solo mirar los términos individuales. A veces, una frase de dos o tres palabras da ideas que no se tendrían de otra manera.

Para recopilar estos conocimientos, utiliza un contador de frecuencia de frases y repite el proceso para frases que contengan dos, tres, cuatro, cinco y seis términos.  Una frase de dos palabras que aparece con más frecuencia que una frase de una sola palabra es un indicador de su significado.

Ahora, hay que ver los datos en una segunda dimensión. No solo el número de veces que aparece un término o frase, sino también cuántas palabras hay en esa frase.¡

Finalmente, para dar más peso a las frases que se repiten con menos frecuencia pero que tienen más términos, se pone un exponente en el número de términos con una fórmula básica:

= (C4 ^ 2) * A4

En otras palabras, se toma el número de términos y se aumenta a una potencia, y luego se multiplica por la frecuencia de su aparición. Lo que hace, es dar más importancia al hecho de que una frase de dos palabras que aparece con menos frecuencia, es aún más importante que una frase de una palabra que puede aparecer con más frecuencia.

Al desconocerse el número adecuado, se prueba con varios y se sigue ordenando la hoja de cálculo para tratar de encontrar los términos y frases más importantes en la misma. Comienzan a surgir patrones y se empieza a entender mejor a los buscadores.

Así, se pasa de una lista de miles de palabras clave, a un análisis de términos y frases para comprender lo que las personas realmente preguntan. Por ejemplo, «qué es lo mejor» y «dónde puedo comprar» son frases que podemos entender por completo que usan los buscadores.

Toca señalar los términos o frases importantes, manteniendo este número por debajo de 50 y un máximo de 75. De lo contrario, la agrupación se volverá muy difícil en la Parte 5.

Parte 3: Palabras calientes

¿Qué son las palabras calientes?

Las palabras calientes son los términos o frases de la última sección que se consideran más importantes.

¿Por qué son importantes las palabras calientes?

Son un puñado de los términos y frases más importantes para el tráfico y la relevancia, que luego se pueden usar para crear las mejores estrategias de contenido: de alta calificación y que ayuda a obtener recompensas de tráfico para el sitio web.

Al desarrollar la lista de palabras clave, se identifica la frecuencia más alta y los términos más relevantes de una amplia gama de palabras clave utilizadas para un mayor rendimiento y para generar tráfico, que se convierten en «palabras calientes». Generalmente hay tres preguntas que se deben contestar para cada palabra clave:

  1. ¿Cuáles de estos términos son los más importantes para el negocio? (0-10)
  2. ¿Cuáles de estos términos son palabras clave negativas (queremos ignorar o evitar)?
  3. ¿Algún otro comentario sobre palabras clave calificadas o de alta intención?

Reducimos la lista, eliminando las palabras clave negativas o que no son realmente importantes para el sitio web. Una vez obtenida la lista final, se organizan en grupos de temas amplios, mediante diferentes colores para mantenerlos ordenados visualmente cuando los agrupamos.

Algo importante a tener en cuenta, es que los derivados de las palabras clave tienen la misma relevancia. Por lo tanto, cuando estamos agrupando palabras clave, para considerar «blog», «blogging» y «bloggers» como parte del mismo grupo, tendremos que usar la palabra raíz de «blog» para todos ellos. Los tallos de las palabras son nuestro mejor amigo al agrupar. Los sinónimos se pueden organizar de una manera similar, ya que son básicamente dos formas diferentes de decir lo mismo.

Parte 4: Preparación para la agrupación de palabras clave

Para comenzar la tarea de agrupamiento, copia tu lista de palabras calientes y transpórtalas horizontalmente en una fila. Ahora, la verdadera magia comienza. Hay algunas páginas que tienen la función de descubrir si un término está en una palabra clave o no. Consulta en tu buscador favorito y te sorprenderás de los resultados.

Hay que establecer individualmente el término para cada columna y así obtener la respuesta. A continuación, se eliminan los “no» y nos quedamos con solo un “sí” si esos términos existen en esa palabra clave. Al eliminar las primeras, nos queda la forma más poderosa de agrupar las palabras clave.

Parte 5: agrupación de palabras clave

En este punto, todo está configurado para el éxito del agrupamiento de palabras clave. Para hacer bien esta parte, se necesita:

  1. Una comprensión profunda de ¿a quién se dirige?, ¿por qué son importantes para el negocio?, ¿cuál es la intención del usuario y la relevancia?
  2. Buen juicio para hacer concesiones al dividir las palabras clave en grupos.
  3. Buena intuición.

Esto es importante porque, como regla general, es mejor comenzar con la mayoría de los temas especializados que no se solapan con otros temas. De ser demasiado amplio, las palabras clave se solaparán con otros grupos y será difícil segmentarlas en grupos significativos. Se comienza con los grupos más pequeños y específicos y luego se ordena la hoja por palabra.

La palabra raíz que aparece con menos frecuencia no tendrá una gran cantidad de superposición. Se empieza ordenando la hoja por esa columna y copiando y pegando esas palabras clave en la nueva pestaña.

A medida que continuamos separando un grupo de palabras clave tras otro, al final nos quedamos con muchos diferentes. De resultar demasiado amplio, se pueden subdividir aún más para obtener piezas de contenido más específicas.

A continuación, creamos una visión general de los grupos para ver el volumen y las oportunidades temáticas. Queremos considerar el volumen de búsquedas, pero también la intención, la competitividad, etc.

Ahora se puede, finalmente, lograr el «producto / mercado adecuado» del que hablamos. Puedes tomar cada grupo de palabras clave y crear un fragmento de contenido optimizado a su alrededor, apuntando a docenas de palabras clave, aumentando exponencialmente su potencial para adquirir más tráfico orgánico.

Todo listo. ¿Ahora qué?

Comienza la verdadera diversión. Inicia la planificación de nuevo contenido y alternativamente, asigna tus grupos y subgrupos de palabras clave a las páginas existentes en tu sitio web y agrega palabras clave y optimizaciones a las etiquetas.

La agrupación de palabras clave se subestima, se pasa por alto y se ignora en general. Con esta guía es posible crear una nueva y masiva oportunidad de optimización para términos donde no existía ninguno. A veces, solo se agrega una frase que apunta a una palabra clave de long tail, que traerá ese tráfico de búsqueda para el sitio web. Haciendo esto tantas veces como sea necesario, de esta forma, se seguirán obteniendo incrementos sustanciales en el tráfico orgánico.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 5 =