Errores comunes en PPC que están matando tu ROI y conversiones

Muchas personas piensan que los anuncios de pago por clic (PPC) son la solución mágica para obtener visitantes en la web y realizar ventas. Ojalá fuera cierto. Haría nuestras vidas mucho más fáciles.

En el panorama actual, poner publicidad en un par de plataformas ya no puede garantizar el tráfico ni la conversión. Con un mayor número de plataformas publicitarias y tecnologías más sofisticadas vienen más dificultades.

Si no estás optimizando tus anuncios para plataformas de distribución específicas, no sacarás el máximo provecho de tu presupuesto publicitario. De hecho, la falta de estrategia y creatividad pueden ocasionar la pérdida de ingresos, desastres en las relaciones públicas o clientes que ignoran tu marca.

Por suerte, no todo es negativo. La publicidad en línea no es un «agujero negro de dinero», como algunas personas lo representan. Cuando se hace correctamente, puede ser muy efectiva, especialmente para llegar a clientes que buscan un producto específico o para sitios web nuevos.

Para optimizar tus anuncios, asegúrate de no cometer los errores comunes que han hecho descarrilar tantos esfuerzos en marketing en línea de las empresas.

Errores comunes de pago por clic (PPC) que cuestan ventas y conversiones

La publicidad PPC es una forma rápida de promocionar tu marca, producto o servicio, para una audiencia específica. La idea fundamental es bastante simple: identificar palabras o frases clave y vincularlas a una serie de anuncios.

La publicidad en motores de búsqueda es la forma más común de ejecutar campañas de este tipo. En ellas, los anuncios se muestran en las páginas de resultados de los buscadores.

Además, puedes colocar anuncios de PPC en blogs y otros sitios web, en forma de anuncios contextuales o en texto. Sin embargo, el uso de las numerosas plataformas de pago por clic y las distintas formas en que se configuran las campañas es bastante complejo.

Navegar por todas las opciones, características y funciones puede ser abrumador. Un clic incorrecto y podrías enviar tu campaña por el camino equivocado. Para sacar el máximo provecho a tus anuncios de PPC, aquí hay algunos detalles que debes evitar: 

No invertir en estrategias y planes

Si te sumerges de lleno en la compra de anuncios sin una estrategia sólida que se adapte a los objetivos de tu negocio, simplemente perderás dinero y tiempo. Tu estrategia debe informar sobre las diferencias de tus productos con los de la competencia, segmentar la audiencia, asignar un presupuesto, definir los indicadores de rendimiento clave (KPI) y diseñar tu propia combinación de tácticas de marketing.

No usar una página de destino

Si estás publicitando un producto u oferta específica para luego enviar a los visitantes a una página de inicio genérica, no estás aprovechando al máximo tu inversión publicitaria.

Es probable que tus visitantes no se tomen el tiempo de buscar en tu sitio web el producto que ofreces, y simplemente, se irán. Para aumentar tu tasa de conversión, debes asegurarte de que coincida la oferta con la página de destino, con el objetivo de obtener una conversión.

Para ello, debes proporcionar una experiencia de usuario coherente. En otras palabras, el contenido de la página de destino debe ser una continuación del mensaje de tu anuncio. Debe haber una llamada a la acción (CTA) clara en tu página de destino, diseñada para respaldar tu objetivo comercial.

¿Sin probar tu página de destino?

Si tu página de destino no está generando la conversión que deseas, no importa lo bien que apuntes a tu anuncio o lo bueno que sea el texto del mismo. La prueba dividida es la mejor manera de averiguar qué funciona y qué no en el mundo real. Si bien, hay muchos elementos que puedes probar en tus páginas de destino, asegúrate de probar solo una variable cada vez.

Además de invertir tiempo para recopilar un tamaño de muestra estadísticamente significativo, también debes ejecutar la prueba durante al menos una semana para capturar la fluctuación en el tráfico.

Poner todos los huevos en una cesta

Comienza con un par de estrategias sólidas, pero no te limites a las «habituales». Existen muchas plataformas de publicidad en línea, por lo tanto, divide las que sean más efectivas para tu modelo de negocio, tipo de productos y segmentos de audiencia.

Puedes aprender de tus métricas y probar opciones. Además, puedes explorar la compra de anuncios en boletines de noticias por correo electrónico si tienes un público bien definido y sabes exactamente a qué boletines se suscriben. Al igual que cualquier forma de publicidad, necesitas múltiples exposiciones para crear conciencia y familiaridad.

No comprar anuncios de editores

La mayoría de la gente solo piensa en comprar anuncios en las principales redes publicitarias, sin embargo, si tienes un público muy específico y sabes que frecuentan un sitio web en particular, lo mejor es que compres anuncios directamente del editor.

Es un proceso relativamente sencillo, hoy día son más los editores que utilizan sistemas de autoservicio. Además, puedes utilizar los mercados de anuncios en línea para simplificar aún más el proceso.

Desajuste de estrategia y presupuesto

Si cuentas con un presupuesto pequeño, debes concentrarte en una o dos plataformas para maximizar el impacto de tus anuncios.

Selecciona las palabras clave y la audiencia a la que quieres llegar. Por ejemplo, puedes intentar seleccionar público o palabras clave que sean únicas y menos competitivas.

Si tienes un presupuesto mayor, entonces tu estrategia podría ser completamente diferente. Puedes invertir más dinero en palabras clave o audiencias competitivas, mientras pruebas otras opciones. También puedes ampliar tus campañas o experimentar con otras plataformas.

No usar remarketing/retargeting

El remarketing es una excelente manera de evitar pagar tráfico de baja calidad al mostrar tus anuncios a las personas que ya han visitado tu sitio. El público cumplirá con ciertos criterios, como la página de producto visitada, el tiempo en el sitio, el número de páginas visitadas, la información demográfica o la ubicación geográfica.

Es probable que los visitantes que llegan a través de los anuncios de retargeting sean clientes potenciales «calientes», por lo que puedes ser más agresivo al promocionar tu producto o descuento específico.

No definir una fecha de finalización de campaña

La ejecución de una campaña a corto plazo con una fecha de finalización definida te permite responder a las métricas ajustando los mensajes y la segmentación. Si no estás prestando atención, tus competidores podrían fácilmente superar tu oferta, y así perderías el primer puesto. Además, los patrones de búsqueda pueden cambiar en un abrir y cerrar de ojos.

Dejar una palabra clave de bajo rendimiento en tu campaña consumirá tu presupuesto sin conducir el tipo correcto de tráfico.

No rastrear las métricas correctas o el ROI

Más clics no son necesariamente mejores. Debes analizar los clics con el seguimiento de conversiones para asegurarte de que estás maximizando el ROI en la inversión de tus anuncios. Configura el seguimiento de múltiples fuentes de conversión para asegurarte de que estás capturando todas las acciones.

También puedes realizar un análisis de múltiples acciones de conversión de cada origen, para obtener métricas más granulares. Hay algunos matices cuando se trata de rastrear el ROI. Primero, debes decidir qué significa “retorno” para cada campaña. Podrían ser ventas o conciencia de marca.

No optimizar tus anuncios 

El seguimiento de las métricas es importante, pero más aún es lo que haces con los resultados que obtienes. Si no los estás utilizando para optimizar tu segmentación, creatividad o precios, estás dejando dinero en la mesa.

Utiliza tu intuición para identificar a la audiencia más receptiva. Cambia el mensaje o la apariencia de tus anuncios para determinar la mejor creatividad para cada segmento. Experimenta con tu estrategia de ofertas para ver dónde se mostrará tu anuncio y cuánta exposición recibe.

Comienza con las plataformas de anuncios principales que te brindan un tamaño de muestra lo suficientemente grande como para que puedas probar y ajustar los anuncios para aumentar tu ROI.

No escalar tus campañas

Después de realizar un seguimiento y analizar las métricas, debes tener una muy buena idea de lo que funciona y lo que no. Ahora, dejarás de gastar tu presupuesto en anuncios que no funcionan y duplicarás aquellos que cumplan o superen tu ROI objetivo.

Aumenta gradualmente tu gasto en las campañas que están funcionando bien y vigila las métricas de rendimiento para asegurarte de que sigan generando el ROI al que apuntas.

No usar Google Shopping 

Los anuncios de Google Shopping son excelentes para las empresas de comercio electrónico. Presentan imágenes y se muestran en la parte superior de la página de resultados de búsqueda.

Para aprovechar al máximo tu lista de Google Shopping, carga imágenes de alta calidad y optimiza el flujo de datos de tu producto.

Usar demasiadas palabras clave en un grupo de anuncios

Demasiadas palabras clave pueden disminuir la relevancia de tu campaña e impactar negativamente en tu ROI. Comienza con 5 a 20 palabras clave por grupo de anuncios y asegúrate de que estén directamente relacionadas con el tema del grupo de anuncios.

Ten en cuenta que tus palabras clave coincidirán automáticamente con las variaciones, como la ortografía o las versiones en plural, para que no tengas que incluirlas en tu lista.

No “espiar” a tus competidores

¿Cuál es el rendimiento de tus anuncios en comparación con el de tus competidores? Si no sabes la respuesta, será difícil eliminar los errores y hacer que tus anuncios destaquen.

Obtén una mejor comprensión del panorama competitivo mediante el uso de herramientas que te permitan «espiar» a tus competidores a través de menciones de monitoreo, palabras clave y anuncios.

No pensar en “ganancia”

Esto puede sonar simple, pero a menudo nos olvidamos de hacer los cálculos cuando estamos sumidos en cifras y métricas. Debes saber la cantidad de ingresos que genera cada clic para determinar cuánto puedes ofertar en una palabra clave y generar ganancias.

Ser insensible a los acontecimientos actuales o la cultura

Una idea de campaña que es inofensiva un día, puede volverse ofensiva o inapropiada al siguiente, debido a los eventos de actualidad. O el uso de ciertas imágenes puede reflejar desconocimiento.

Presta atención a lo que sucede a tu alrededor para evitar los desastres causados ​​por el envío de mensajes inoportunos, insensibles o erróneos.

Creatividad de baja calidad

La «creatividad» de tu anuncio se refiere al texto y la imagen. No importa dónde coloques tus anuncios, deben verse limpios, claros y profesionales. Es mejor contratar a un diseñador profesional que se encargue de los detalles de forma y fondo.

Si usas fotos de archivo con personas, elige modelos con los que tu público pueda relacionarse. Todo esto debe reflejar tu identidad de marca.

Si estás anunciando un producto en particular, usa fotografías de alta calidad del artículo. Las fotos que muestran detalles y texturas son excelentes para enfatizar el producto. La imagen debe ayudar a que tu anuncio destaque, pero no debe desviar la atención del mensaje.

El copy es tan importante como la imagen de tu anuncio

Por lo general, la cantidad de palabras que puedes usar en un anuncio es bastante limitada. Eso no significa escatimar en esfuerzo al elaborar un mensaje poderoso.

En todo caso, debes asegurarte de que cada palabra contenga tu toque personal. Incluye palabras o frases clave, los beneficios de tus productos o servicios y una clara llamada a la acción. Por último, no te olvides de revisar el copy.

La ortografía y los errores gramaticales distraen. También disminuyen tu imagen profesional y tu credibilidad. Además, no se debe usar términos de jerga (por ejemplo, LOL, IMHO, YOLO). Y no hay que volverse locos con los signos de exclamación.

[sociallocker][/sociallocker]

En conclusión, prueba diferentes fuentes de publicidad. Además de las habituales, experimenta con aquellas que puedan ser menos «convencionales» pero, que funcionan bien para tus necesidades. Siempre mantén un ojo en tus métricas y ROI. Y por supuesto, sé claro en tus objetivos para que sepas cuánto valor están creando tus anuncios para tu negocio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 3 =