Errores 404, qué son y cómo solucionarlos

Errores 404

En muchas ocasiones nos hemos encontrado con los famosos errores 404 en páginas propias o ajenas. Son los errores más comunes que pueden presentarse en la red, ya sea por mala digitación, cambio de nombre de la pestaña, eliminación de contenido o simplemente por tratar de buscar algo en una página que no cuenta con ese contenido.

Como visitantes realmente esto es incómodo, y le hace cerrar la página y buscar otra. Por ello, si tu web tiene estos problemas,  pueden afectar tanto a tu estatus en la red y en los motores de búsqueda como a los clientes potenciales de tu página.

Debes saber que Google tiene normas para todos los errores, en el caso de los 404 se toman como un error temporal, puede ser un enlace roto o simplemente que ha sufrido una caída temporal. Cuando aparece este error en una búsqueda, Google da un plazo de 24 horas para verificar si ha sido corregido. Si pasado este tiempo el error permanece, dicha página es marcada como eliminada y se marca para posterior desindexación (eliminar de los resultados). Estos errores se mantienen archivados y son verificados cada cierto tiempo para verificar si fueron solucionados y pueden ser agregados nuevamente a las búsquedas. Ahora te contamos que hacer con estos errores.

Primer paso, encuentra los errores en tu web

Como es lógico se debe encontrar los errores primero para luego buscar la forma de corregirlos. En este sentido, Google también nos aporta ayuda ya que puedes utilizar el Informe de Errores de Rastreo que te dará una muestra de los errores que aparecen en tu página web. Además es importante crear alertas de nuevas incidencias para poder darles solución en un plazo menor a las 24 horas de gracia que te dará Google. Para esto podrás crear una alerta con Analytics y darle los parámetros personalizados que puedes requerir dependiendo de tus necesidades.

Ahora que conoces las páginas que están creando conflictos de errores 404 debes pasar a descubrir cuál es la raíz de ese error y buscar la mejor forma de solucionarlo, bien sea corregir el enlace, verificar el archivo o  revisar el servidor, entre otros.

A continuación te contaremos brevemente como puedes corregir los errores más comunes, si no puedes resolver todos ellos y compraste la página con webmasters profesionales, siempre podrás pedir ayuda para resolverlos.

Causas comunes y su solución

Existen muchas razones por las cuales se pueden presentar errores 404 pero las más comunes son tres:

 

Archivos adjuntos: Es posible que hayas colocado un catálogo en PDF para descargar y este se haya cambiado o actualizado y eliminado el anterior, en este caso las personas que conserven guardado el primer enlace les dará como resultado un error 404.  En estos casos puedes optar por dos soluciones, recuperar el archivo y colocar un botón para redirigir al nuevo catálogo, o puedes subir el enlace del nuevo catálogo y asignarle la URL del primero para conservar el enlace y actualizar a los clientes.

La segunda solución es mejor cuando los archivos dañados son imágenes eliminadas que ya no deben aparecer en la página y deben ser reemplazadas permanentemente por otras.

Enlaces de páginas: Este error se presenta cuando cambiamos el Permalink o enlace permanente de las páginas después de ser creadas. El enlace inicial creará un error 404, la forma más rápida de solucionarlo en plataformas como WordPress es ir al Ajustes – Enlaces Permanentes – Guardar, sin tocar nada.

Revisa nuevamente los enlaces que estaban dañados, si ya se encuentran disponibles, no necesitas hacer nada más. Otras soluciones que puedes probar en esta plataforma son desactivar los plugins que generen redirecciones o alteren los permalinks de alguna forma y depurar la página, borrar cache y cambios temporales.

Problemas de servidor: Estos son los errores más complejos de resolver. Si no has logrado resolver los errores con las soluciones anteriores puedes tener un problema con el servidor. Puedes iniciar con una comprobación rápida a través de un cliente FTP sube dos archivos, prueba.html y prueba.php a la raíz de tu sitio. Posteriormente a esto dirígete a los enlaces de dichos archivos www.tusitio.com/prueba.html y www.tusitio.com/prueba.php. Si puedes ver una página en blanco con el mensaje “funciona” todo está bien, en caso contrario contacta con tu proveedor de hosting, algo anda mal en este sentido.

En última estancia, otra solución puede ser la redirección de los enlaces rotos hacia direcciones que funcionen correctamente para evitar la pérdida de tráfico y visitas. Esto debes tomarlo como último recurso, tratando siempre de mostrar una pantalla de aviso de dicha redirección y procurando enviar al usuario hacia una página relacionada a su búsqueda. Por ejemplo, si el enlace roto era de un producto eliminado, no envíes al home, envía por ejemplo a la categoría de los productos relacionados. No hay nada más frustrante que buscar algo, no encontrarlo y además terminar en una página que no tiene nada que ver.

 

¿Tienes algún error 404 y no sabes cómo solucionarlo? Ponte en contacto con nosotros a través de  info@econsultoria.es  y te ayudaremos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =