some image

Noticias &Posts

5 consejos para abrir una franquicia

, Negocio Escribir un comentario

Si quieres emprender y llegar mucho más allá de ser un empleado, tal vez el negocio de franquicias pueda ser una opción. Las franquicias te proporcionan la oportunidad de sumergirte en un mundo de oportunidades previamente probadas, con las mejores garantías, trayectoria y prestigio. Si ya te decidiste por esta alternativa de emprendimiento pero aún no sabes cómo comenzar, te traemos algunas claves que te pueden ayudar. 

¿En qué consisten las franquicias?

Se trata de un tipo de negocio en el que una persona o empresa concede a otra el derecho a poder utilizar su marca, prestigio, producto…a cambio de una prestación económica. Para ello, es necesario que existan 2 partes:
Franquiciador: Se trata de la empresa o persona que cuenta con una marca propia que ofrece a otra parte (franquiciado) el derecho a explotarlo a cambio de una remuneración económica.
Franquiciado: Es aquella persona tanto física como jurídica que se asocia con un franquiciador para poner en marcha una franquicia cuyo éxito ya ha sido probado.

Tipos de Franquicias

Principal: Se trata de un modelo que es muy utilizado en las exportaciones. Es un tipo de franquicia en el que el franquiciador le da al franquiciado principal el derecho a poder explotar la franquicia a través de la asociación con otros franquiciados en un amplio territorio.
Comercial: En este caso, el propio franquiciador aporta al franquiciado los productos y servicios para el clientes. Se trata de aquellas franquicias que ya cuentan con un éxito comprobado de forma que su objetivo es replicar dicho negocio. Por ejemplo, McDonald’s
– Corner: Se trata de negocios que son creados dentro de otros negocios. Es una buena forma de ahorrar costes como los suministros de agua, luz, alquiler…Eso sí, es importante que haya algún tipo de relación entre el negocio donde esté ubicada la franquicia. Ejemplo de ello son por ejemplo los puestos que te encuentras en los centros comerciales de carcasas móviles…
De produccción: El franquiciador produce el producto y el franquiciado es el encargado de venderlo. Eso sí, este último se tiene que comprometer a vernder este producto en exclusiva. Un ejemplo de este tipo de franquicia es Mango.
De distribución: Los franquiciados son los que producen y venden los productos al franquiciador, el cual puede venderlos directamente o contar con una red de franquiciados que se encarguen de la distribución.
De servicio: Se trata de prestar un servicio especializados por lo que el franquiciador tendrá que ser quien ofrezca y exiga un forma muy concreta para prestar este servicio al franquiciado.
Induatriales: Es el caso de la famosa marca de Coca-Cola. El franquiciador le dá al franquiciado el derecho a la producción y comercialización de dicho producto, así como la gestión, marca y administración.

5 Claves antes de abrir tu franquicia

1. Asesórate con franquiciados

La primera y mejor forma de comenzar con casi cualquier plan de negocios es pedirle asesoramiento a quienes ya poseen experiencia en el área, y no precisamente por parte de profesionales. En el caso de las franquicias busca ayuda en emprendedores que ya se encuentren en el negocio, que conozcan muy bien de su funcionamiento y demás detalles, como el contrato, procesos y claves de éxito.

2. Busca un negocio acorde a ti

Abrir una franquicia más allá de suponer ingresos extra, también supone tiempo y energía la cual debes dedicarle a tu nuevo negocio. Por esta razón es recomendable que elijas un modelo de franquicia que se adapte a tus principios y valores. Para lograr esto elige un modelo de productos y servicios con los cuales te identifiques de la mano de una marca con valores corporativos parecidos a los tuyos.

3. Planifica tu presupuesto

Al igual que en el resto de oportunidades de negocio del mercado, las franquicias vienen en diferentes presentaciones y precios. Calcula cuánto dinero dispones para tu nuevo proyecto, concreta con alguna empresa y específica a qué aspectos tienes derecho a través de la marca. Recuerda que además de la compra de dichos derechos, existen otros gastos asociados a la franquicia como la publicidad, gastos legales, adquisición de equipos, remodelaciones, entre otros.

4. Incluye a profesionales en tu emprendimiento

Al contrario del primer consejo después de haber avanzado un poco en esta nueva alternativa de éxito, es fundamental que busques ayuda y asesoramiento por parte de profesionales en el sector. Antes de firmar un contrato del cual conozcas poco en el contexto legal, es mejor asesorarte al respecto con un abogado que te ayude a firmar un acuerdo que beneficie a ambas partes.

5. Encuentra un lugar estratégico

Finalmente si cuentas con una franquicia que concuerde con todo lo mencionado anteriormente, debes elegir la mejor ubicación. Un local mal ubicado reduce consecuentemente todas las posibles probabilidades de éxito. Ten en cuenta diferentes puntos de venta en zonas concurridas y accesibles, donde sea posible encontrar tu local y sus servicios.

Esperamos que estos consejos te hayan servido como ayuda para terminar de tomar esa decisión de emprender en el inmenso negocio de las franquicias, donde es posible encontrar cualquier clase de duda en el camino. Si es tu caso, te invitamos que sigas cada una de nuestras recomendaciones con el fin de que alcances tu objetivo de alcanzar el éxito en este, tu propio negocio.

¿Te has planteado ser un franquiciado? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Acepto la política de privacidad y las condiciones generales

five × 4 =