some image

Noticias &Posts

Posicionamiento de marca: 4 errores y 4 soluciones

ECommerce Escribir un comentario

post10

 

¿Cómo solventar los 4 errores de posicionamiento de marca más comunes?

Todos los profesionales que se atreven con el mundo del E-Commerce saben que no es una experiencia fácil, en la mayoría de los casos surgen imprevistos y errores que dificultan avanzar y conseguir las metas deseadas. Uno de los factores primordiales para vender en Internet es lograr posicionamiento y si este puede ser óptimo, mejor. Crear una buena marca personal en Internet no es sencillo porque no solo implica trabajar las redes sociales, sino buscar una estrategia definida, constante y continua en el tiempo.

Los errores más comunes que suelen darse en una marca primeriza son tales como contar con una plataforma inestable u obsoleta, no ofrecer información clara de lo que se vende o también tratar el e-commerce como un negocio secundario si se tiene una tienda física.

El reto del Brand Manager es conseguir que su marca sea reconocida en Internet y le reporte negocio, conseguir redirigir influencia a la marca corporativa reportará muchos objetivos en la empresa. Requiere constancia y trabajo duro ya que es una de las más importantes competencias digitales para un directivo.

Muy pocas marcas consiguen que su E-Commerce sea perfecto de primeras. En el entorno digital muchas de ellas pasan por problemas que entorpecen la navegación desanimando así  que los clientes realicen una compra. Las estrategias de marketing son fundamentales para la buena comunicación entre empresa y cliente pero sin una base que garantice una experiencia de compra superior a la de la competencia, no hay nada que hacer.

El objetivo del Brand manager es ubicar la marca en la mente del consumidor de la manera correcta, es decir, no solo lograr que el consumidor nos recuerde, sino que nos recuerde de la manera en la que queremos ser recordados. Por ello hoy vamos a resumir los 4 errores más comunes del posicionamiento de las marcas en Internet y compartiremos algunas soluciones para evitar o subsanar estos problemas.

1. Subposicionamiento de marca

El primer error se da cuando, en igualdad de condiciones (productos, precios, asesoramientos), tu marca es vista como inferior a la de la competencia.  Es decir, no aporta nada nuevo que no conozcas o que la otra marca te pueda dar.

Una de las soluciones más recurridas es realizar cobrandings ¿Te suena el refrán “dime con quién andas y te diré quién eres? Pues en este caso ocurre lo mismo, para solventar este error se puede asociar la marca con un embajador de marca para que los clientes se sientan identificados. De esta manera se logrará diferenciar tu marca de la competencia si esta resulta muy similar.

2. Sobreposicionamiento de la marca

Muchas veces ocurre que los directivos de una marca imaginan que el valor o el precio de la suya es superior al que realmente es. Por ello es necesario que el equipo directivo se haga una cura de humildad y piense objetivamente ¿Qué puede ofrecer mi marca que no ofrezcan otras?

La solución es acogerse a una herramienta de combate racional, es decir, realizar continuamente análisis DAFO y establecer una estrategia PRICING.

3. Confusión de marca

Si la marca no tiene un posicionamiento claro, el cliente puede confundirse y no saber para qué sirven los productos o servicios que la marca ofrece. Esta confusión puede deberse a motivos como un stock desactualizado, falta de detalles en las descripciones, imágenes ausentes o de mala calidad… Todos estos factores son los más comunes que podemos encontrar en negocios online y logran que el consumidor potencial no vuelva a repetir la experiencia.

Por suerte las soluciones a estos problemas suelen ser muy concretas:

4. Posicionamiento dudoso

Solventados los anteriores errores es posible que pueda surgir otro (para nosotros uno de los más graves) y este es el posicionamiento dudoso que se da cuando la marca es vista por el consumidor como incapaz de cumplir lo que promete.

Si la marca pasa por este error, lo más acertado es parar y recapacitar en primer lugar. Pensar en eliminar la idea que los consumidores tienen de la empresa y hacer una reinversión de marca. Muchas empresas que tuvieron mala reputación desaparecieron y resurgieron con un nuevo nombre y con sus errores solventados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Acepto la política de privacidad y las condiciones generales

one + 4 =